lunes, 28 de abril de 2008

IGUALDAD?


Habría que haber matado a la primera mujer que habló de igualdad! Si, si, os sorprenderá esta frase, pero es cierto, igualdad de qué!!!
Resulta que ahora el ochenta o noventa por ciento de la mujeres trabajan, llevan un sueldo a casa, pero cuando regresan de su larga jornada laboral, probablemente mal pagada, ala!! …ahí tienes tu precioso hogar, dispuesto a ser limpiado, la lavadora pitando para informarnos que ya ha terminado de hacer su faena, pero la pobre no sabe que todavía le queda otro achuchón antes de que acabe el día, los niños tirados en el salón viendo la televisión con los calcetines quitados dados la vuelta, encima de la mesa dejando un apestoso aroma a…formage (pies) por todo el edificio, libros abiertos esperando a que su madre les revise los deberes y solucione algún problema que entre los dos, ni han intentado solucionar, las duchas, las cenas, prepara comida para el día siguiente, mira el horario del colegio, toca educación física, selecciona la ropa y la coloca en los pies de la cama de los niños, entreteniéndose en poner las mangas de las camisetas y los pantalones de alguna manera graciosa para que cuando por la mañana se levanten lo primero que esbocen sea una sonrisa, termina de doblar la ropa que acaba de sacar de la secadora, plancha alguna camisa para el día siguiente y piensa si ha cenado o no… ya no tiene hambre, pica un poquito de queso que le recuerda de nuevo a esos dos bichitos que ya, gracias a Dios, están durmiendo en la habitación del fondo y se deja caer sobre el sofá esperando a que termine la lavadora y que llegue su amado marido, el cual por supuesto, espera encontrar a su amada mujer con un picardías rojo, con su larga melena negra al viento, con cientos de velas encendidas alrededor de la bañera, con una copa de champagne en la mano y una sonrisa, que acompañada de un guiño, le advierte de la velada de autentica pasión y desenfreno que le espera.-Ja, ja, ja….y una mierda!!!
Cuando llega tu marido, te pilla con el pijama de franela de corte masculino, con la larga melena agarrada con suma maestría por una pinza horrorosa, con una cara donde se divisa aún algunos restos del maquillaje que te pusiste en veinte segundos, a las siete y media de la mañana, mientras con el cepillo de dientes en la boca, ponías una lavadora, preparabas el desayuno y hacías las camas, la bañera llena de macetas que por exceso o por defecto de agua, no consigues nunca que tiren p´alante ( y es que se me mueren hasta las de plástico), una botella de agua de litro y medio a mano …..Ah!! y por supuesto, de noche de pasión y desenfreno….ni hablar!!.-
Debemos pretender ser siempre las perfectas amas de casa, amantes, madres? debemos tener tiempo de ir al gimnasio para que nunca parezca que por nuestro cuerpo han pasado los años?? Debemos ser las mejores en nuestro trabajo??...Guapas, simpáticas, dulces, cariñosas, activas, trabajadoras, emprendedoras, delgadas…
No nos exigen demasiado???....y sobre todo, no nos exigimos demasiado nosotras mismas???.-






11 comentarios:

Hache dijo...

Siempre que sale este tema (que es a menudo) sonrío y pienso que conmigo no va, aunque si con la gran mayoría de mujeres que conozco.

Yo soy persona, mi pareja es persona. Nos respetamos y compartimos alegrías, penas, lavadoras, niño, comida ... yo no hablo de igualdad. Soy igual a él (bueno, yo mé mona ... jeje). Y creo que para que exista eso que realmente todos desesamos se debería empezar por no hablarlo, hacerlo!!!

¿Qué si me exijo? Claro, y él también se exige. Pero no porque me lo pida nadie, menos aún la sociedad. ¿Qué me miran raro? Sí, de hecho hay gente que no me cree ... ;(

Buena entrada. Dará que comentar, ya lo verás.

Un beso!

hawkeye dijo...

Me ha gustado mucho la entrada, la descripción de las labores, la descripción de la noche de pasión, etc... je,je, je!!! muy bueno. Lamentablemente es una situacioón por eso, y ahora hablando mas del tema, mucho más corriente y normal de lo que podemos llegar a pensar, aunque no es mi caso. Reconozco que mi mujer lleva más la carga de la casa que yo, ya que ella sólo hace media jornada, pero cuando llego a casa todo lo que queda es para mí, y es su momento de relax. Es decir, hago la cena, los desayunos, le soy la cena al chiquitín, lo acompaño a dormir(siempre quiere que lo lleve yo), le canto su canción preferida, me cuenta que ha hecho en el cole(a su manera) recojo la cocina... vamos, que me da igual lo que toque, me parece justo!!! Pero sí que es cierto que la igualdad ha de ser por los dos lados, no sólo por el lado de la mujer. Muchos besos!!!

Hache dijo...

Me gusta lo que dices Hawkeye!

hawkeye dijo...

Es tal y como lo veo Hache, lo que se me hace difíl es verlo de otra forma, no sé quizás es porque es lo que siempre ví mientras vivió mi padre, ya dije que me gusta parecerme a él! Ah! gracias por tu visita, espero lo hagas a menudo!!!

kikE dijo...

Tú misma lo has dicho, nana, si lo haces todo es porque quieres hacerlo todo. ¿Tu marido no colabora o qué?

NANA dijo...

Por supuesto que colabora en casa..me refiero más a que pretendemos abarcarlo todo, a estar perfectas en todo momento, a ser buenas en todo, a estar guapíisimas..a saber estar en cualquier momento,a saber solventar cualquier situación .-
Me exijo mucho,por supuesto, pero mucho más que a cualquier persona que me rodea.-
A un hombre no se le pide estar a los cuarenta con un cuerpazo de veinte,ni a destacar más que nadie en su trabajo, ni a saber siempre que decir o que hacer...!!
No echo la culpa a nadie,estoy convencida que la culpa es mia.-
Besos a todos.-

Ricardo Colomer dijo...

Tareas por igual, exigencias por igual, igualdades por igual...aquí somos todos iguales...bueno, Hache un poco más mona.

KUKA dijo...

Muy bien, yo estoy de acuerdo en todo, la colaboración es primordial en estos casos.

Natacha dijo...

Nos vendieron el rollito de mujer realizada. blablabla... y algunas lo compraron. Abandonaron su hogar, en pos te una "realización" laboral y se perdieron a sus niños, su hogar, su vida interior...
¿eso es realizarse como persona? Eso solo es contribuir a la sociedad de consumo...
Un beso.
Natacha.

Eva dijo...

El estar mona no está reñido con poner una lavadora. Pero si quieres estar mona debes hacerlo porque a ti te gusta, no por gustar a los demás. Yo hay una cosa que tengo clarísima: no lavo calzoncillos de nadie (no es literal, eh?) Yo soy persona, mi pareja es persona y por nada del mundo le voy a hacer de madre o de esposa abnegada. Se hace hasta donde se llega y mañana será otro día. Aunque cada vez tengo más claro que hay que vivir más y limpiar menos. Ojo, no te vayas a pensar que tengo mi casa como una leonera, eh? pero no es cuestión de pasarse el día con el paño en la mano sacando brillo hasta de los dientes del crío. Que se los lave solo que ya es mayorcito.
Uy, menuda soy yo en casa!!

Pero sigue habiendo mujeres que se encargan de la casa, de la compra, de los hijos y de todo al 100% porque creen que ellas lo hacen mejor, porque no se fían del marido...pues hija, que se jodan, que quieres que te diga, si lo hacen es porque les da la gana y si no que no se quejen.
Un besazo.

libra dijo...

¿se puede? he llegado hasta aquí a través de otro espacio y dándome un paseito pues me gusta...
Yo no me veo en el lugar de la mujer de tu post, en mi casa los dos somos iguales y no medimos quién hace más y quién menos...los dos aportamos. Sí conozco algunas mujeres en esa situación, pero lo que veo es que muchas están porque creen que ellas dominan mejor el tema de la casa,niños...